La imagen del hombre siguiendo a la mujer mientras ella recorre todas las tiendas, arrastrado o sepultado bajo las bolsas, ha pasado a la historia. Los hombres ya no ven las compras como una obligación y muchos hasta le encuentran el gusto.

Los estudios confirman la tendencia. Uno de ellos, realizado en octubre por la consultora especializada en hábitos de consumo CCM Benchmark para la web de ropa ChicTypes, muestra que los hombres entre 25 y 35 años gastan más dinero en compras (415 dólares al año aproximadamente, casi 1 millón de pesos), que las mujeres (que gastan un promedio de 800 mil pesos)

El hombre reacio a ir de compras es una especie en vías de extinción y esto es ya incluso una actividad donde los jóvenes adultos y, aún más los adolescentes, rivalizan con las chicas”, explicó a la AFP Pascal Monfort, profesor de sociología de la moda. (Lea también Los estándares de belleza masculina del mundo)

“El hombre elige por sí mismo. Antes era la mujer la que hacía las compras por él y ahora él las hace solo”, confirmó el estilista Lucien Pellat Finet durante la Semana de la Moda masculina en París, un evento que ha crecido en ventas y presencia de marcas. (Lea también Las lecciones que nos dejó la Semana de la Moda Masculina)

Otra encuesta significativa, el Observatorio de Shopping elaborado por Unibail-Rodamco e Ipsos, reveló el año pasado que ir a las tiendas es un momento de placer para más de uno de cada dos hombres.